Translate

martes, 18 de septiembre de 2012

Actitud o Aptitud....


Nuestra actitud es la primera parte de cómo nos enfrentamos a los retos y la vida, pero no lo es todo, por mucha actitud que se tenga no debemos olvidarnos de la aptitud, ya que esta  es el arma con que alcanzaremos el éxito.


En muchos casos los trabajos y los contratos son ganados más por una actitud ganadora que por la diferencia con respecto de los otros candidatos.
Por otra lado  muchos trabajos y contratos se pierden por la falta de aptitud; es decir, los conocimientos para llevar a cabo la tarea encomendada son tan importantes como la actitud con la que se la enfrenta.

Por lo tanto; Actitud + Aptitud = Éxito

Esta fórmula es la que nos lleva más fácilmente al éxito, porque si vemos la actitud y la aptitud por si solas no hacen mucho, pero cuando juntamos una actitud positiva, ganadora con la aptitud (los conocimientos necesarios para llevar a delante la tarea) podemos casi asegurar nuestro éxito.

Actitud
Sin duda lo que debes siempre tener en cuenta es que la actitud correcta depende de la confianza que tengas en ti mismo, actitud que no debe confundirse con arrogancia y que no debe llevarte a sobreestimarte.
La verdad es que hacer gala de una actitud ganadora con humildad y seguridad es la forma de que los demás no te consideren un orgulloso fanfarrón.

Aptitud
La aptitud se forma con el conocimiento adquirido por la capacitación, auto-capacitación y experiencia.

Al igual que con la actitud debemos analizarnos con humildad para evitar sobreestimarnos pero tampoco debemos caer en la subestimación de nuestra capacidad.
Para adquirir la actitud y la aptitud adecuada el mejor camino es ir ganando experiencia y confianza a través de trabajos con menores dificultades e ir escalando en dificultad.

Por ello podemos concluir en que  para llegar a alcanzar el éxito debes tener tanto  la actitud y aptitud correcta.

Autor: Por Enrique Navarro

Fuente: Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada